Jornada sobre lenguas celtas en Buenos Aires
El Gaélico en su tercer milenio.

En respuesta a los numerosos pedidos, que los lectores hicieron llegar a Sitio al Margen, ponemos a disposición los textos utilizados y expuestos durante la "Jornada de Disertación y Debate sobre Lenguas Celtas: Las claves actuales de una cultura ancestral", organizada por Sitio al Margen y realizada el martes 18 de mayo de 2002, en la Sala Julio Cortazar del Complejo Teatral "La Plaza" de la Ciudad Buenos Aires.
Aquí presentamos la disertación del Profesor Guillermo Santana Mc Kinlay, argentino de ascendencia escocesa, quien se refirió a la lengua de Escocia (Alba), el Gaélico Escocés (Gàidhlig), y su desarrollo histórico.
Para los demás textos se puede acceder desde el artículo titulado "Disertaciones y ponencias de la Jornada sobre Lenguas Célticas en Buenos Aires" .

Por Guillermo Santana Mc Kinlay
(Profesor de Gaélico en Buenos Aires)
Enero de 2003

 
 

Feasgar math leibh (saludo en Gaélico).

Siguiendo el ejemplo que me ha sugerido aquí Valeri... "Feasgar Math Leibh" es el equivalente en gaélico a "Noswaith Da" (saludo en Galés), ¿no sé si lo pronuncié bien? (dice dirigiéndose a la Profesora de Galés que lo precedió en la conferencia, la señora Valeri James, quien asiente afirmativamente). Como verán, es muy difícil que se puedan entender entre sí. Son dos idiomas bastante distintos.

Cuando me tocó pensar cómo presentar este trabajo, se me ocurrió elegir un título y el título es "El Gaélico en su tercer milenio". La verdad es que es un desafío doble, porque, por un lado, tratar de recorrer tres mil años de historia en el poquito tiempo que tenemos y , por el otro lado, dado el orden de la presentación en que yo vengo al final, ustedes hace como una hora y algo que están prestando atención, va a ser difícil pero voy a tratar de hacerlo.

Siguiendo también con algo que había dicho Valeri recién, acerca de la importancia que los pueblos célticos le asignaban al idioma, hay un proverbio en Gaélico que dice "Am fear a chailleas a chànain, chaill e a shaoghal", que quiere decir: "El hombre que pierde su lengua, pierde su mundo". En Gaélico "mundo" y "vida" son la misma palabra, o sea que lo que quiere decir es que el hombre que pierde su lengua, muere. No muere físicamente, muere culturalmente.

Por lo tanto es importante que para comprender este tema, tengamos que emprender una pequeña recorrida histórica.

La sobrevivencia del Gaélico en Escocia está directamente vinculada a procesos sociales e históricos muy convulsionados que ocurrieron a lo largo de todo este período. Diría que, para hacer una rápida caracterización, podríamos decir que hay como grandes etapas.

Una primera etapa, a la que podríamos llamar de los Reinos Celtas Independientes o Autónomos (luego voy a volver a hablar sobre ella en particular, primero enuncio las etapas).

Un segundo período, que quizás fue el momento de mayor desarrollo de la cultura céltica-gaélica, es el que podríamos llamar del Reino Gaélico Unificado.

Después aparece la unión política de Escocia y del Reino de Escocia como nación independiente. Ese sería un tercer momento.

Luego sobreviene el período de la unión con Inglaterra en lo que se dio por llamar la Gran Bretaña.

Y podríamos decir que ahora hay un período nuevo, que está por verse, esta parte de la historia no está escrita aún, que arranca a partir del reestablecimiento, o la Devolución, como le llaman en Escocia, del Parlamento. Esto abre, por lo menos, una nueva puerta y es una oportunidad para retomar sus viejas raíces.

Escocia tiene, como Gales e Irlanda, que son los principales exponentes de la cultura céltica hoy en día, un claro sustrato, una historia y legado céltico; eso es incuestionable. Sin embargo, se da la paradoja que actualmente sólo el 1,5 % de su población es capaz de comprender y hablar el Gaélico. La gran pregunta es ¿qué pasó para que hallan 65.000 personas, sólo 65.000, en un país de 5 millones, que hoy día pueden dominar la lengua? Entonces yo voy a tratar de explicar eso, ¿qué pasó?

 

 

Glasgow

En primer lugar, los Reinos Independientes.

Escocia estuvo habitada desde tiempo inmemorial por distintas tribus célticas pertenecientes a las ramas que sobre las que aquí se ha hablado; fundamentalmente las primeras que se asentaron allí eran de la rama Britónica, las que hablaban lenguas de tipo P. Había básicamente dos o tres reinos ubicados en Escocia.

En realidad hay una historia oficial y otra "no oficial". El hecho es que los hallazgos arqueológicos y las últimas investigaciones ponen en duda un poco la fechas históricamente aceptadas. Se aceptaba que alrededor del año 500 era la fecha en que había comenzado el asentamiento de las tribus de la rama Q, es decir la rama Gaélica propiamente dicha -que venían de Irlanda-, en Escocia. Según parece esto no fue así; se han encontrado una serie de artefactos culturales que son comunes tanto a Irlanda como a Escocia, y que se remontan al año 700 a C. e incluso más allá. Esto nos marca que a pesar de que había distintas tribus, había un sustrato cultural común a ellas en muchos aspectos. Uno de ellos es la existencia de una construcción que se llama "crannog", que era una isla artificial que construían en medio de los lagos y adonde se refugiaban ante situaciones de ataque, llevando allí no sólo sus provisiones, sino fundamentalmente a sus hijos y a sus mujeres. De ellas se encuentran vestigios en Escocia y en Irlanda.

Estos asentamientos, ya desde una época temprana (posiblemente antes del primer siglo de la era cristiana) ya habían empezado a tener intercambios. Si bien entre ellos había rencillas y cierto nivel de conflicto, al mismo tiempo había interdependencia en ciertos aspectos y un cierto nivel de asimilación entre los distintos grupos.

Podíamos decir que hasta aproximadamente el año 500 (d. C) las cosas se desarrollaron dentro del esquema tradicional de los pueblos celtas. A partir de esa fecha en Escocia entra la cristianización de la mano de -llamémosles- monjes, con la particularidad que muchos de ellos eran príncipes o pertenecían a la clase de la élite irlandesa, y fueron los primeros en traer el evangelio a Escocia. Ellos hicieron su tarea de evangelización con otros pueblos preexistentes como eran los Bretones y los Pictos. Estos últimos ocupaban el noreste de Escocia y los Bretones, que en los términos que estamos manejando aquí serían como los Galeses, estaban en el sur. Ellos tenían sus propias capitales, como una ciudad que hoy se llama Dumbarton, un nombre que suena muy Inglés, en realidad es Dùn Bhreatann, que es el nombre gaélico de "el fuerte de los bretones". Esa era la capital del reino Bretón, que quedaba al norte de Glasgow. Y la capital de los Pictos es lo que hoy se llama Dunkeld; también un nombre que suena a Inglés, pero proviene de Dùn Chailleann, que quiere decir "el fuerte de los Caledonios", que era otro de los nombres que también tenían los Pictos.

Estos reinos fueron progresivamente intercambiando favores, y no sólo en terrenos comerciales, sino que empezó a haber casamientos cruzados. Este proceso de gradual asimilación llevó a que, en el año 842, surgiera el primer rey de los reinos unificados de Escocia, que se llamó Kenneth Mac Alpin. Fue el primer rey que por ambas líneas, la materna y la paterna, unificaba tanto la línea Q como la rama P.

Esto marca lo que podemos llamar el fin de los Reinos Independientes y el inicio del Reino Gaélico Unificado.

 

 

El Reino Gaélico Unificado

Durante este período, de aproximadamente 400 años -arrancando de esa fecha- hasta el año 1.200, es la época de mayor esplendor. Es cuando el Gaélico, la lengua que traían las tribus "escocesas", las que dieron su nombre al país pero que venían de Irlanda, impuso su cultura y asimiló a las lenguas preexistentes. Hoy en día es difícil encontrar, más allá de aspectos de la toponimia, y algunas pocas palabras, rastros de lo que era tanto el Bretón o Cúmbrico (como se lo llamaba en esa zona) o del Picto. Por ejemplo, hay una raíz que es "Abar" . Uds. tal vez la reconozcan en algunos nombres como Aberdeen; el nombre de esa ciudad escocesa reconoce en sus fuentes un antecedente de la lengua de los pictos; "abar" quiere decir "confluencia". También muchos nombres que tienen como raíz el elemento "pit". Esos son algunos vestigios que quedan.

Durante ese período se consolida la lengua y la cultura. Es muy importante enfatizar este vínculo entre lengua y cultura. El concepto de identidad que tenían estos pueblos, y que perdura hasta hoy en día, no es un concepto de identidad basada en la raza, sino basado en la unidad cultural. El nombre, por ejemplo, que le dan los escoceses a su país, es Alba, que significa básicamente Escocia, traducido. Esto designa a una unidad política; pero en realidad el nombre que los gaélico- parlantes se dan a si mismos es "Gaidheil", que viene de "gaélico". El nombre de su cultura y del lugar que ellos habitan, que no es tanto un espacio físico sino que es un espacio cultural, es llamado "Gaidhealtachd", que es el dominio de los Gaidheil. Es muy difícil poner un límite geográfico; podría decirse que el Gaidhealtachd está donde el Gaélico se habla. Esto es muy importante porque - y en esto tal vez el Profesor Martínez Estévez tenga más autoridad que yo en la materia-, entiendo que ya muy tempranamente los pueblos celtas, en su avance desde la cuna Indoeuropea hacia el continente europeo más en el oeste, encontraron muchos otros pueblos a los que terminaron por asimilar, en un proceso de dominación cultural más que militar, podríamos decir. En Escocia sucedió eso mismo; hubo una amalgama de las culturas y de los sustratos preexistentes.

Hay algunos datos que yo me apunté, que son interesantes, que seguramente pocos de nosotros conocíamos. Por ejemplo: en este período, estos religiosos que yo mencioné, son los pilares de la cultura gaélica y producen una integración entre lo que era el legado de la Roma clásica con las instituciones celtas preexistentes, todo esto dentro del marco de la teología cristiana.

Dentro de ese período, estamos hablando de los años 700, 800, 900, por ejemplo, aparece el primer espécimen de literatura escrita en Gaélico, que es el "Amra Choluim Chille", un poema acerca la vida de Colm Cille, que era uno de los principales misioneros. Se escribe, también en el año 700, el primer sistema de leyes, que tomaba algunos aspectos tanto de la tradición propia como de la codificación romana. También en esa época, alrededor del siglo VII, se escribe la primera gramática gaélica y el primer diccionario etimológico del Gaélico, que es el primer diccionario de una lengua vernácula; lo que había entonces eran aproximaciones a las lenguas "clásicas".

Otro dato, el Gaélico es uno de los cuatro idiomas a los que, en la Edad Media, se tradujeron los tratados de medicina de Avicena y Averroes. En esa época, ustedes recordarán, que la Europa continental estaba bajo el dominio de las tribus bárbaras -podríamos llamarlas así-, el Imperio Romano había caído y el foco de la cultura estaba principalmente en los pueblos y países musulmanes. Esos tratados de medicina y filosofía y otros temas, fueron "redescubiertos" y luego llegaron a Europa traducidos en algunos idiomas, entre ellos el Gaélico.

Esto es para dar una idea diferente y modificar la imagen que se tiene del Gaélico como un idioma primitivo, o un idioma que lo hablan únicamente los campesinos. Eso es lo que uno ve como el resultado de una serie de acciones para deteriorarlo; pero en esa época el Gaélico tenía un sofisticado vocabulario para tratar temas de literatura, de leyes, de teología y demás materias.

 

 

Mapa de Escocia, con las principales ciudades.

¿Qué es lo que ocurre en ese momento? Alrededor del año 1000 reinaba en Escocia Malcolm Canmore, (Canmore quiere decir "cabeza grande"). Era un rey bastante violento y aproximadamente en esa misma época se produce la invasión normanda en Inglaterra. Los pueblos sajones, que habitaban el sur de la isla, son derrotados por los normandos y la mayoría se someten a su dominio. Algunas familias de los pequeños reinos deciden emigrar y buscan asilo en la corte escocesa. Junto con una de esas familias, que era la del reino de Wessex, viene quien luego iba a ser Santa Margarita, la Princesa Margarita, que se casa con el rey Malcolm Canmore. Ese momento particular marca el punto de inflexión en el progreso de la cultura Gaélica, porque esta mujer introdujo en la corte todas las modas del sur y en poco tiempo el lenguaje de la corte -el Gaélico- fue reemplazado por un antecesor de lo que sería hoy el Inglés.

A la muerte de Malcolm Canmore se sucedieron una serie de rencillas. Su hermano accede al trono y echa a los anglosajones. Pero los hijos de Malcolm Canmore se alían con los reyes ingleses y se producen toda una suerte de conflictos intestinos, que son muy característicos de la historia de Escocia, donde hay bandos con internas dentro de Escocia, llamémosles "quintas columnas", unos intereses más afines a los del reino sajón que a los de sus ancestros gaélicos.

El resultado de todo esto, y para abreviar, es que tras un período de mucha convulsión, la línea de los reyes de herencia gaélica prácticamente desaparece; es la época que se popularizó con la película que hizo Mel Gibson ("Corazón Valiente"). Llegamos a esta época, cuando prácticamente el rey inglés toma el control de Escocia, y se convierte primero en una especie de veedor, y poco a poco se pierde la independencia. Hasta que, pocos años después, el rey Robert the Bruce, el que aparece en el tramo final de "Corazón Valiente" ganando una batalla en Bannockburn, genera la oportunidad de una nueva independencia en Escocia. A partir de entonces, desde Robert the Bruce en adelante, nace el proyecto de Escocia como nación, mediante un reino independiente. Pero este avance de la identidad escocesa se logra a expensas de renunciar a su identidad gaélica. La corona, como el nombre de Robert the Bruce lo demuestra, tenía ahora fuertes influencias normandas; o sea que tanto los anglosajones como los normandos habían puesto un pie dentro del gobierno, dentro de la corona escocesa; ésta ya no era más de origen céltico, sino que era un gobierno con fuerte raigambre germánica, por una vía o por la otra. Esto es fundamental para entender por qué desde entonces el gobierno central de Escocia se empezó a desentender totalmente de todas las cuestiones vinculadas con la cultura gaélica.

 

 


Estatua a Robert The Bruce en el campo de Bannockburn.

 


Fotograma del film "Braveheart" (Corazón Valiente), protagonizado por el actor australiano Mel Gibson quien personifica el mítico William Wallace.

Otro fenómeno, también muy importante de resaltar, es que el país había quedado muy dividido. Toda la parte llamada como Tierras Bajas, fuertemente dominada por una cultura de corte anglosajón, en donde también por esa época, del 1200 al 1400, se produce inmigración de gente proveniente de los Países Bajos (Flandes, Holanda y Bélgica), que traen una cultura germánica. Esto da origen a un idioma que también se habla en Escocia, que es el Lallans, o "Scots"; es un dialecto germánico que no es inglés, pero que está emparentado con él. No es para nada una lengua céltica; es la lengua en la cual escribía Robert Burns, que es uno de los principales poetas de Escocia.

También de esa época data el establecimiento de los primeros burgos, las ciudades comerciales al estilo que hacían los holandeses. Aparece muy fuertemente el concepto de comercio y una serie de ideas nuevas que eran ajenas a la cultura gaélica que tenía otros códigos para el intercambio comercial.

 

 

Robert Burns

Y del otro lado, las Tierras Altas, donde prevalecía el Gaélico y la cultura de origen céltico, encarnada en el Sistema de Clanes. Fundamentalmente tambié las Islas Hébridas Exteriores e Interiores donde se forma desde muy temprano el "Lorship of the Isles" o Señorazgo de las Islas. Este es una especie de Reino o Principado independiente, una potencia marítima que integra la cultura Gaélica y la tradición guerrera y naval vikinga. La cultura gaélica florece bajo su protección , así como también lo hace el intercambio independiente con otras naciones del Continente Europeo.

Esta autonomía va cimentando un conflicto de corte netamente político, y cultural también, entre la corona escocesa y el reino o el Señorazgo de las Islas, como se lo llamaba, porque la vocación del rey era centralizar y tomar dominio sobre toda Escocia, mientras que el Señor de las Islas tenia su propio poder militar, tenía independencia y no necesariamente reconocía obediencia al rey. Este progresivo conflicto llevó a una serie de escaramuzas, batallas, y a conflictos armados bastante importantes hasta que hacia el año 1493, aproximadamente, el rey Jaime IV de Escocia, que era de la casa de los Estuardo, decide abolir el Señorazgo de las Islas, aboliendo éste como título, tomando preso al Lord of the Isles obligándolo a jurarle lealtad a la Corona.

Eso marca el final del segundo periodo y de la cultura gaélica en las islas; en realidad no es el final de la cultura sino del soporte político e institucional para la cultura de los Gaidheil.

Veamos si me puedo explicar, una cosa es la cultura y otra son las instituciones y las organizaciones que la sustentan. Con la desaparición del Lordship of the Isles, muere la capacidad de la cultura gaélica de incidir en los destinos del país, de tener una opinión que se haga oír en un parlamento, de definir que se hace con la educación, de definir que se hace con el comercio y un montón de cosas más. Es decir que a partir del 1.500 muere definitivamente la influencia del Gaélico en los círculos del poder en Escocia.

Esto, evidentemente, fue visto como un logro por la corona escocesa, porque consiguió consolidarse en su proyecto de autonomía.

 

 

Jaime IV de Escocia.En su reinado impulsó la reconciliación entre los nobles de sus tierra, dió fuerte impulso al comercio y realizó importantes reformas en su Armada. Su matrimonio con la hija de Enrique VII, Margarita Tudor, derivaría en la futura unión de las coroas inglesas y escocesas.

La unión política del Reino de Escocia

Otro factor que interviene aquí, en esta época, es la Reforma Protestante, que marca una gran diferencia con la situación de Irlanda. Aparece la Reforma, fuertemente impulsada en las Tierras Bajas en donde que probablemente la concepción asociada a las ideas protestantes ayudó también al proceso político de consolidación de la corona escocesa. Es decir que también la Iglesia Reformada fue parte de la estrategia de la corona para colonizar el resto de Escocia y sujetarla a su propio designio.

A partir de este período aparecen una serie de acciones, ya no casuales sino definidamente intencionales, para anular los vestigios de la cultura gaélica. Podemos mencionar varios. En el año 1609 la corona secuestra -en esa época también estaba de moda (risas)-, a los nueve principales líderes gaélicos y los fuerza a firmar lo que se llamó las Actas de Iona. Esto es una paradoja total, porque Iona es una isla chiquita, en la costa oeste, en donde se fundó un monasterio - lo fundó uno de los misioneros que mencionamos antes alrededor del año 500-, y era el centro desde donde se irradió el cristianismo a todos los reinos célticos de Escocia. En ese lugar obligaron a firmar estas actas, las cuales establecían varias cosas, muy sutiles y muy avanzadas para la época:

1º La necesidad de que todos los líderes mandaran a sus hijos a educarse o en Inglaterra o a las Tierras Bajas;

2º Que se tenían que introducir escuelas dominicales pero de corte protestante en todos estos lugares

3º También se establecían restricciones para que los principales líderes de los clanes siguieran manteniendo, al estilo de la cultura tradicional - ellos eran como mecenas - a las órdenes de bardos, o a los músicos, o a las órdenes de médicos. Estos eran oficios hereditarios dentro de la cultura gaélica; es decir había familias de bardos, familias de médicos, familias de músicos, donde había todo un cuerpo de conocimientos que se transfería de generación en generación. Todos estas instituciones fueron abolidas por ley.

4º En el año 1616 se establece la obligatoriedad de usar el idioma de las Tierras Bajas en la educación.

Estas son medidas muy sutiles, pero que apuntaban a destruir los pilares de la cultura. Ya no había poder político; lo que entonces se estaba intentando era que tampoco hubiera poder o capacidad de regeneración cultural.

 

 

Vista de la ciudad de Edimburgo, capital de Escocia.

El Reino Unido de la Gran Bretaña

En el año 1707 un grupo de Lords, de las Tierras Bajas fundamentalmente, suscriben el Acuerdo de Unión Parlamentaria con Inglaterra. Hoy en día el revisionismo histórico cuestiona mucho lo oscuro de ese episodio, porque en esa época no había, obviamente, elecciones. En realidad nadie sabía lo que la mayoría del pueblo escocés podía querer; pero sí ciertamente los que firmaron el acuerdo, quienes tenían fuertes intereses. Mucha de esta gente descendía de familias normandas o sajonas, como ya comentamos, que tenían intereses también del otro lado de la frontera. Era muy difícil que ellos quisieran tener conflictos con Inglaterra porque había muchos intereses comunes en juego. De forma tal que se suscribió el acuerdo y a partir de ahí se precipita en franco proceso de deterioro la cultura gaélica.

En ese época la corona reinante era la casa de los Estuardo. Cuando se produce la abdicación de Jaime VII, que es el último de los Estuardo, viene a tomar la corona Guillermo de Orange, perteneciente a la casa real de Holanda -a donde pertenece Máxima ahora-. Este rey alemán, protestante, establece sus propios criterios de gestión para el reino, que ciertamente no son aceptados por la mayoría de los pueblos gaélicos, las tribus o los clanes. Se producen una serie de levantamientos, uno en 1715 y otro en 1745, con conflictos armados en los que la casa de Estuardo intenta volver a retomar la Corona. En 1745, más específicamente en Abril de 1746 se libra la última batalla en territorio británico en Culloden, con el saldo negativo para los clanes, que son prácticamente diezmados. A partir de ahí se instaura un proceso de prohibición y de represión bastante violento que primero tiene una variante militar y de aniquilación, después algunas más sutiles, a través actas de prohibición, en donde se prohíbe el uso del idioma, el uso de la vestimenta tradicional -el kilt-, armas, etc.

Le sigue a esto una serie de acciones para la "mejora" de las Tierras Altas, como se dio en llamar a una versión más "light" -como se suele decir hoy día -, de lo que son las limpiezas étnicas; en Inglés se llamaron Highland Clearances, "la limpieza de las Tierras Altas". El período abarca más o menos desde 1750 hasta 1830, aproximadamente, donde básicamente los descendientes de los viejos líderes de los clanes, que ahora habían sido educados en el sur de Escocia o en Inglaterra, habían vuelto a sus tierras con gustos refinados. Ahora tenían otro tipo de pretensiones; querían vivir como los nobles ingleses, tener sus palacios, vino francés y otros beneficios económicos. Se hallaban totalmente ajenos en medio de lo que era su gente. Primero porque no entendían el idioma, tampoco las tradiciones y no entendían las instituciones; encontraron que resultaba mucho más lucrativo y rentable para ellos que la gente se fuera y se encontrara alguna suerte de explotación económica para las tierras. Comienza un proceso - a veces forzado y a veces inducido nada más- de emigración. La emigración de las Tierras Altas se estima que habría estado en unas 300,000 personas en ese lapso de tiempo.

Llegamos rápidamente a fines del 1800. El gobierno en 1872 instaura, paradójicamente, el Acta "Escocesa" de Educación, que prohíbe el uso del Gaélico y establece el uso del Inglés como único medio para la educación obligatoria. Esto es lo que hace retroceder como 150 años los avances en la alfabetización en Gaélico que se había venido dando de hecho. Alrededor 1700 se creó una sociedad, es paradojal porque es una sociedad de la iglesia protestante, se llamaba "Sociedad para la Propagación del Conocimiento Cristiano", cuya primera misión era evangelizar con el evangelio protestante. La segunda era contribuir a la eliminación del Gaélico. Pero se encontraron con que no podían penetrar en las Tierras Altas sin dominar el idioma. Lo simpático de esto es que sus misioneros terminaron por usar el idioma Gaélico para evangelizar, con lo cual del 1700 al 1870 gran cantidad de gente en las Tierras Altas ganó con el uso del lenguaje escrito. Ya hablaban el Gaélico pero a través del estudio bíblico aprendieron a leerlo y escribirlo. En 1872 se produce la degradación total porque esta acta prohíbe el uso del idioma; es más, se buscan incentivos y castigos para que los chicos no utilicen el Gaélico en el colegio.

 

 


Jaime VII, último de la dinastía de los Estuardo en el trono.

 

 


Guillermo III de Orange, rey Inglaterra, Escocia e Irlanda, de origen alemán y protestante.

Yo casualmente tengo algunos amigos, que si bien no vivieron esa época, si fueron al colegio alrededor de 1930 y todavía esta prohibición estaba en pie. Ellos recuerdan -con evidente amargura-, los castigos físicos que a veces tenían que soportar cuando usaban el idioma Gaélico dentro de la escuela.

Otro proceso que se da en esa época. Cuando Napoleón pierde en Waterloo en 1815 y Francia desaparece del mapa mundial como potencia, Gran Bretaña se convierte en el poder hegemónico y empieza a avanzar para consolidar su poder imperial. Ustedes seguramente han visto muchas películas en donde se ven a los soldados escoceses yendo al frente, y recibiendo las balas. Bueno, esto en realidad ocurrió; hay una cantidad innumerable de regimientos que realizaron levas y la conscripción dentro de la zona de las Tierras Altas. Al no haber una actividad económica que permitiera el sustento, las opciones eran la emigración -que recién la mencionamos-, o enrolarse en el ejército para remitir la paga al hogar y así mantener a la familia. No hay registros de los miles de Gaélico-hablantes que murieron en la India, Sudáfrica, Pakistan y otros lugares del mundo para contribuir con el Imperio Británico.

Otro momento a destacar es el surgimiento del romanticismo victoriano. Alrededor de 1850, durante el gobierno de la reina Victoria, hay un renacimiento de lo céltico; pero un renacimiento falso de lo céltico. Habiendo hecho todo lo posible por eliminarlos, habiendo prohibido la lengua, eliminado a sus clase dirigente y las instituciones, prohibido la música, las tradiciones y todo lo demás, aparece la conveniencia de usar cierta "fachada" de lo céltico dentro de lo que es el proceso industrial. Los tartanes que nosotros conocemos vienen de esa época. Pero aclaremos que los tartanes existían de antes, como algo tradicional; pero no esa cuestión de que cada familia y cada apellido -aunque sea un apellido inglés-, tiene un tartan; esto es básicamente una concepción del romanticismo victoriano, muy lucrativa por cierto, porque era la época de la revolución industrial y con los telares mecánicos una cantidad ideas brillantes como esta -otra fue la producción masiva de whisky - fueron transformadas en productos que se empezaron a comercializar con un verdadero sentido "marketinero".

Desde el punto de vista cultural, se acuñó todo lo que hoy tal vez asociamos con lo céltico. Esa idea de que lo céltico es únicamente lo antiguo, lo mágico, una cosa que no tiene nada que ver con el mundo real, el mundo de los duendes, un montón de cosas que ideológicamente permiten circunscribir lo celta a algo totalmente inútil, al margen de todo el mundo actual. Esto -aclaro- es una posición personal, pero compartida por mucha gente dentro de los estudios revisionistas de la historia de Escocia.

La última cuota de bajas dentro de los rangos de los Gaélico-hablantes ocurre durante la Primera y Segunda Guerra Mundial; lógicamente como parte del ejército británico, rinden su cuota de lealtad y muchos mueren en estas dos guerras

Voy a tratar de sintetizar hasta aquí lo que he tratado de explicar. Lo que ha habido en Escocia es un clarísimo proceso sistemático de destrucción y aculturación, a través de los últimos 500 años principalmente. La corona escocesa en el período que va del 1200 al 1500, o inclusive hasta el 1700, tomó algunas acciones aunque no tan violentas. Las acciones de destrucción física, a través de la acción militar y la destrucción sistemática, ocurren durante el proceso de la unión.

El resultado de esto, como les dije, es que hay sólo 65.000 personas que son capaces de hablar Gaélico y hay un número indeterminado fuera de Escocia, particularmente en Nueva Escocia (en Canadá). Este es quizás el único exponente de una colonia de emigrantes, que alrededor de 1750, y después con sucesivos aportes -incluso después de la 2ª Guerra Mundial-, se radicaron en Canadá y se llevaron todas sus tradiciones. Incluso hoy es posible encontrar cosas más auténticas, desde el punto de vista de la música, la poesía, y de cierto lenguaje utilizado, allí en Canadá que en Escocia. Esta es la única colonia que consiguió sobrevivir y mantener la lengua, de un modo parecido a la colonia galesa de la Patagonia.

Para finalizar una última mención sobre el Gaélico hoy en día; la última etapa de nuestro recorrido.

 

 


Reina Victoria

El Gaélico en la actualidad

A partir de 1970 hay una mayor conciencia del daño que se estaba produciendo y de la importancia del Gaélico como patrimonio, no de Escocia solamente, sino de toda la humanidad. A partir de allí comienza una acción, la verdad es que aún muy tenue, por parte del gobierno para tratar de fortalecerlo. El gobierno escocés tiene una actitud muy ambivalente al respecto a todo esto. Pero se define la zona de las Tierras Altas de las islas como zona de la cultura Gaélica y se la trata de proteger, se permite de nuevo la introducción del Gaélico en las escuelas; más recientemente -incluso en los últimos tres o cuatro años-, hay escuelas en la zona de Glasgow que ya proveen la opción de educación primaria y secundaria exclusivamente en Gaélico. Se puede estudiar una carrera vocacional o un título de grado inicial en la administración de negocios en Gaélico. Esto es un avance notable. Lo mismo obviamente ocurrió con la posibilidad de que el Gaélico llegara a la radio y a la televisión; se ha habilitado algún presupuesto para el uso y fortalecimiento del Gaélico en estos medios. Y el fuerte avance hoy en día en Internet, en donde es curioso encontrar los miles de personas en todo el mundo en las cuales ha despertado interés por el Gaélico; Internet es el medio que permite unirlos en una comunidad global de estudiantes del idioma, ya que están por todo el mundo dispersos.

 

 

Casa de María Estuardo en Jedburgh, cerca de la frontera escocesa con Inglaterra. En esta casa se hospedó la reina en octubre de 156.

El Gaélico en Argentina

Por último una frase sobre el Gaélico en la Argentina, porque en nuestro país ha habido también gente que ha hablado Gaélico. Lamentablemente aquí no hubo una colonia organizada sistemáticamente como la colonia galesa; los inmigrantes que hablaban Gaélico en la Argentina fueron emprendedores independientes. Los primeros vinieron en la época de la colonia y en el año 1825 se produce la inmigración escocesa, la primera colonia agrícola que se asentó en Monte Grande. Pero esta colonia fue integrada mayormente por gente de las Tierras Bajas, que eran de estirpe anglo-sajona-normanda y hablaban inglés fundamentalmente. Dentro de ese grupo igual había alguna gente que hablaba Gaélico.

En esa época había un preconcepto establecido de que aquél que hablaba Gaélico era como de "segunda clase". Entonces muchas de estas personas, tratando de ocultar su origen, desistían de hablar su lengua, aquí y en Escocia, y trataban de integrarse a la comunidad anglo-argentina o la escocesa de las Tierras Bajas.

El segundo grupo de inmigrantes que hablaban Gaélico se radicó en la Patagonia y básicamente fueron contratados por las grandes compañías que administraban estancias, porque esta gente tenía un conocimiento experto en el manejo del ganado ovino, cómo cuidar las ovejas, criarlas, como esquilarlas y comercializar la lana. Era muy importante en esa época para la economía de la Argentina. Por número de cientos, estuvieron radicados en el sur aproximadamente desde el 1900 aproximadamente hasta principios la 2ª Guerra Mundial. Algunos decidieron quedarse en el sur, pero muchos retornaron a Escocia.

Y yo tengo aquí un testimonio que primero se los voy a leer en Gaélico y luego se los traduzco: (texto en Gaélico, que próximamente estará disponible junto a la versión en Gaélico de este artículo)

Esto no es un texto escocés, está escrito en la revista de la iglesia escocesa de Buenos Aires, fechado en 1890 y dice:

"En el servicio Gaélico que se mantuvo el día 12 de enero en la Iglesia, había entre 15 y 20 personas. Esperamos que el reverendo pueda mantener estos servicios de vez en cuando y ojalá que muchos más puedan asistir si podemos enviarles la información acerca de estas reuniones más tempranamente".

Este es un testimonio que queda de la existencia del Gaélico en Argentina y en Buenos Aires. También se han descubierto algunos libros, por ejemplo, una copia del libro de los salmos; también se han encontrado algunos ejemplares de la Biblia en Gaélico, tanto en la iglesia de St. John en Glew como en la Catedral Presbiteriana. Actualmente estamos tratando de mantener la cultura Gaélica mediante este tipo de actividades y de cursos que normalmente se dictan para personas interesadas.

 

 

Bandera de Escocia

Notas de Sitio al Margen

El Profesor Guillermo Santana Mc Kinlay, argentino de ascendencia escocesa, es Licenciado en Psicología. Profesional en RRHH. Profesor de lengua Gaélica Escocesa. Estudió en el Sabhal Mòr Ostaig de Escocia, y en Gaelic College of Celtic Arts de Nueva Escocia, Canadá, ambas instituciones dedicadas a la enseñanza del idioma y artes relacionadas con la cultura gaélica.

Colaborador de Rèidio nan Gaidheal y BBC /Alba, para sus programas de noticias en gaélico. Ha publicado notas y artículos en Gairm y Cothrom, revistas especializadas en la lengua Gaélica. Gaitero honorario y ex-integrante de las bandas St. Andrew's Society, Highland Thistle y South American Piping Association. También se ha desempeñado como instructor de gaita.

El Licenciado Guillermo Santana Mc Kinlay dicta cursos de gaélico escocés los jueves de 19hs. a 21hs en la Iglesia Presbiteriana (Perú 352). (Generalmente los cursos se inician a comienzos del mes de abril y finalizan en diciembre).

Además ha creado un coro llamado Ceòraidh que es el único el Argentina que canta canciones en Gaélico.

Para cualquiera que desee integrar el coro, en el cual no es necesario saber Gaélico de antemano para participar en él, o asistir a las clases de Gaélico aconsejamos comunicarse con el Profesor Mc Kinlay al e-mail: McKinlay@satlink.com.ar

En Sitio al Margen, se puede acceder a otros dos artículos del mismo autor referidos a la cultura e historia de Escocia

Nuestro colaborador Guillermo Santana Mac Kinley, profesor de Gaélico Escocés, presenta un artículo en donde devela algunas características del idioma que enseña y cuenta algunos hitos de su extensa historia, en tres versiones: castellana, inglesa y gaélica, con lo cual Sitio al margen es la primer revista en Internet de Iberoamérica que presenta un texto en ese idioma.

Sitio al Margen presenta una saga de tres artículos que narran un momento crucial en la historia de Escocia y la conflictiva y ríspida relación entre dos culturas, la gaélica y la británica, con un epicentro en la campaña militar que culmina en la sangrienta acción del páramo de Culloden. Una cultura en ascenso se impuso, a sangre y fuego, y proscribió a la otra, ya en decadencia. Los otrora orgullosos clanes comenzaron su agonía pero luego de varios siglos oscuros nuevas generaciones reivindican a sus ancestros y renovadas esperanzas pueblan los valles y montañas de Escocia.

 
Por Guillermo Santana Mc Kinlay
(Profesor de Gaélico en Buenos Aires)
Enero de 2003

 

El Profesor Guillermo Santana Mc Kinlay.

 

Apellido y Nombre

Correo electrónico

Su opinión

 


En este espacio,
estimado lector,
vuelque sus
comentarios e
inquietudes.

Muchas gracias.