Ejemplares recibidos
Grial, la revista gallega de cultura para el siglo XXI.

En el marco del Foro Bilateral Argentina – Galicia, realizado en Buenos Aires entre el 4 y 7 de julio del 2005, Sitio al Margen tomó contacto con revista gallega de cultura de mayor trascendencia en las últimas cuatro décadas: Grial, publicación que recientemente ha efectuado importantes modificaciones. Informamos a nuestros lectores del contenido de dos ejemplares, el 158 y 163, correspondientes a los años 2003 y 2004 respectivamente, editados por la célebre Editorial Galaxia. Agradecemos a Laudelino Pellitero y a Víctor F. Freixanes la gentileza de facilitarnos las publicaciones.

Por Pablo Rodríguez Leirado
Noviembre de 2005

 
 

Para la quienes están interesados en la cultura gallega hablar de la revista Grial es mencionar una publicación ineludible en los últimos cuarenta años. Tal vez se pueda hacer una eficaz analogía en la Argentina con la revista Sur, creada por Victoria Ocampo en otra época, para explicar a los lectores argentinos la relevancia de Grial en el quehacer cultural gallego.

Grial aparece en 1963 (existió un breve intento en 1951), en plena dictadura de Franco, y en ella se congregan los principales intelectuales gallegos, tanto los que viven bajo el franquismo como buena parte de quienes están en el exilio, que emprenden desde sus páginas una reivindicación de la cultura frente al régimen.

Los primeros directores fueron Francisco Fernández del Riego y Ramón Piñeiro. Este último fue el adalid de la creación de Editorial Galaxia, una de las principales editoriales gallegas y a la cual pertenece la revista Grial. Galaxia fue creada en 1950 luego de la autodisolución, en ese mismo año, del Partido Galleguista. Esta agrupación política tuvo una activa participación en la República Española (1931-1939), y aglutinaba a nacionalistas (federalistas, autonomistas e independentistas) gallegos que luego de la Guerra Civil padecieron persecuciones, exilio y muchos el fusilamiento. Varios de los integrantes de ese partido, que se habían quedado en Galicia –muchos de ellos en la cárcel por varios años, como el caso de Piñeiro-, fueron quienes crearon esa editorial como una plataforma de acción cultural a favor de la lengua y cultura gallega. en el duro período franquista, desde la cual publicaban libros en gallego y sobre cuestiones relacionadas con Galicia.

La actual dirección de Grial es compartida por Henrique Monteagudo, Licenciado en Filología Hispánica (galego – portugués), y Secretario del Consello da Cultura Galega; y el escritor y Licenciado en Filología Románica, Víctor F. Freixanes, quien también es director de la Editorial Galaxia.

 

 


Grial, revista galega de cultura. Número 158, correspondiente a los meses de Abril / Mayo / Junio de 2003

La revista ha realizado una importante modificación en hacia el 2003, con motivo de celebrar sus cuarenta años de historia. Cuenta con muy pocas publicidades, muy importantes de tipo institucional o empresas de primera línea, presentadas sobriamente. Pero esta renovación se realizó fundamentalmente en el diseño, que pudimos observar recientemente con motivo del Foro Bilateral Argentina – Galicia realizado en Buenos Aires entre el 4 y 7 de julio del 2005, que llevó el lema de “La diáspora relevante en la Galicia del siglo XXI”.

La mayoría de la emigración gallega durante el siglo XX arribó al Río de la Plata, entrelazando la historia de ambas orillas del Atlántico. Uno de los motivos de la emigración fue político, consecuencia de la Guerra Civil Española (1936-1939) y posterior dictadura de Franco (1936-1975). Una importante porción de esta historia compartida se refleja en el ejemplar 163 de la revista Grial, porque está dedicado a la agresión a la cultura que significó la contienda, con el exilio como una de sus consecuencias (que, como en otras épocas, se dirigió mayoritariamente al Río de la Plata).

A continuación comentamos el contenido de esa publicación a nuestros lectores, y de otro ejemplar, ambos en la nueva etapa de renovación de Grial.

 

   

Grial, revista galega de cultura. Número 163, julio, agosto, septiembre de 2004. Tomo XLII

“Contra el silencio y la desinformación” es el título de Carta del editor, un editorial, firmado por Víctor F. Freixanes, con el cual se abre esta publicación. Allí se recuerda el terrible significado de la Guerra Civil, tanto para España como para Galicia, cárceles, asesinatos, destierros, familias destruidas, el quebranto de las instituciones democráticas, que en el caso particular de Galicia también significó la pérdida de concretar su primer gobierno autonómico moderno en el marco de la segunda República Española (1931-1939). En definitiva, una herida que cortó históricamente el acceso a la modernidad de una sociedad. Miles de personas tuvieron que marchar al exilio, entre ellos los principales líderes sociales e intelectuales.

Freixanes explica que existe una visión interesada, que continúa la antigua propaganda franquista, en sostener que Galicia se plegó sin demasiadas resistencias al régimen instaurado por Franco y que sociedad gallega de los años 20 y 30 presentaba de manera uniforme una realidad rural, deprimida y anclada en las estructuras de la premodernidad, imagen que desconoce todas las profundas transformaciones que la segunda República, desde 1931, había inspirado y dinamizado con el aporte de nuevas ideas y cambios en los ámbitos culturales, sociales, políticos y económicos. Todos esos aspectos son abordados en este número temático de Grial, en el cual se reconoce la influencia que ejerció el Congreso Internacional del Exilio Gallego realizado en septiembre de 2001 en Santiago de Compostela. (Nota de Sitio al Margen: muchos de los trabajos allí presentados se pueden consultar desde el portal electrónico del Consello da Cultura Galega: http://www.culturagalega.org, y otros en este número de Grial).

Miguel Anxo Fernán Vello recuerda al poeta Manuel María, fallecido en septiembre de 2004, destacando su dilatada carrera como periodista, dramaturgo, ensayista, librero y editor, y por servir de “puente entre la tradición y el “cambio” expresado en la creación artística y literaria sobre todo a partir de la muerte del general Franco”.

Henrique Monteagudo, codirector de Grial, coordina la sección especial, un monográfico, titulada “La guerra contra la cultura, 1936”.

La primera investigación, denominada “Impacto de la Guerra Civil en las facultadas de ciencias de la Universidad de Santiago” da cuenta especialmente, y con numerosa base documental, de las profundas modificaciones y evolución académica que se producía en esa universidad en la década del 30. La incorporación de la mujer en los estudios y la práctica de la ciencia, apertura al resto de la comunidad (de ser de elites a ser de masas, de localista a expandirse), fuerte incremento en las dotaciones para la docencia e investigación, movilidad del profesorado (que también contribuyó a la renovación), entre otros fundamentales aspectos. El artículo relata la extensa nómina de catedráticos y profesores que tuvieron que abandonar la universidad, y la consiguiente caída de la matrícula de alumnos, a consecuencia de la Guerra Civil y posterior dictadura. También se analizan las consecuencias que trajo a la ciencia del país semejante ruptura. La investigación fue realizada conjuntamente por Manuel Bermejo, Catedrático de Química Inorgánica en la Universidad de Santiago de Compostela (USC); Francisco Díaz Fierros, Doctor en farmacia y catedrático de Edafología y Química Agrícola en la USC, quien además fue presidente de la Sociedad Gallega de Historia Natural entre 1975 y 1980; y Ricardo Gurriarán, Doctor en Historia especialista en historia de la ciencia en Galicia.

 

 

Grial, revista galega de cultura. Número 163, julio, agosto, septiembre de 2004. Tomo XLII

Antón Costa Rico, profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Educación de la USC (en donde fue decano), aborda el tema de la represión en el magisterio, que había sido una de las bases culturales de transformación social más importantes de la segunda República. Entre las numerosas referencias y estadísticas resaltamos que el 25% del magisterio en Galicia fue sancionado y castigado, en mas de cincuenta casos con fusilamientos, y casi 700 con destitución y cesamiento, con porcentajes también importantes en los demás sectores del profesorado.

“La destrucción en el Seminario de Estudios Gallegos”, de Alfonso Mato, redactor y documentalista en el Instituto Gallego de Información del Grupo Sargadelos y autor de un libro sobre el tema (“O Seminario de Estudos Galegos”, de Ediciós do Castro, 2001), narra la represión y el traslado de los pocos fondos documentales que quedaron al Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento. El “Seminario de Estudos Galegos” (SEG), fue la institución científico-cultural de mayor importancia en Galicia desde su creación, en 1923. Estaba ligado a la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

El SEG fue una institución que bien puede emparentarse como heredera de la tradición que inauguró la Institución Libre de Enseñanza desde 1876 (con Giner de los Ríos y Manuel B. Cossío). Efectuó las principales investigaciones en Galicia e interactuó en plena colaboración con las instituciones más renovadoras de España en el momento. Los mayores aportes del SEG se dieron en el campo de la historia, arqueología, historia del arte, etnografía y folclore. En cuanto a la represión, Mato lleva contabilizados que de un total de 215 socios activos y 527 protectores, a partir de la sublevación militar de julio de 1936, 17 fueron asesinados, 31 exiliados y 37 sancionados, como su presidente, nada menos que el destacado polígrafo Ramón Otero Pedrayo.

 

   

Víctor Fuentes, Catedrático Emérito de literatura española en la Universidad de California, presenta en “Constantes gallegas en el destierro intelectual en Norteamérica” un ensayo que recoge la actividad de cinco eminentes intelectuales y artistas gallegos allí exiliados. Se trata de Emilio González López, escritor y diputado republicano; el escritor Xosé Rubia Barcia; Ramón Martínez López, uno de los fundadores del Seminario de Estudos Galegos y el Partido Galeguista (en 1931); Ernesto Guerra da Cal, escritor y destacado lusófono; y Eugenio Granell, novelista y artista plástico. Todos se distinguieron en el ámbito académico norteamericano a tal punto que cuatro de ellos llegaron a ser directores de departamentos en algunas de las más prestigiosas universidades de los Estados Unidos.

La Licenciada en Geografía e Historia por la USC, Rosa María López González, se refiere en su trabajo a los “Gallegos en los campos de concentración”, en el cual relata la dura vida de los millares de exiliados en los campos de refugiados en Francia y en el norte de África luego de la Guerra Civil, en el hacinamiento y los malos tratos, y las peripecias del éxodo (mayoritariamente a América), de esos espantosos lugares. Un dato muchas veces pasado por alto y desconocido da cuenta de unos 100.000 españoles republicanos que integraron las unidades militares francesas cuando Hitler invade Francia en 1940. Las bajas se cuentan en millares, posteriormente muchos prisioneros fueron deportados a los campos de la muerte como Dachau, Auschwitz, Mathausen y Gusen. En los dos últimos se registraron más de un centenar de gallegos asesinados.

En la sección documentos se presenta el epistolario inédito de Manuel Azaña a Eduardo Blanco Amor. Se tratan de catorce cartas (de Azaña y su círculo íntimo), que abarca los años 1935 y 1944, entre las cuales se vislumbra la amistad entre ambos y muy especialmente el compromiso político de Blanco Amor cuando Azaña está exiliado en Francia en situación de extrema soledad. El escritor gallego pone a disposición su sueldo de empleado de una casa de muebles. Azaña le responde con una conmovedora carta.

En la misma sección Xesús Alonso Montero aporta cinco documentos más que se incorporan a lo que denominó “La batalla de Montevideo”, que constituye un libro de su autoría. Se trata cartas e informes de Ramón Piñeiro y José A. Aguirre (Presidente del Gobierno Vasco en el exilio, en París), que revelan la trama de una denuncia presentada en la VIII Conferencia General de la UNESCO (noviembre y diciembre de 1954). Allí, la acción galleguista, coordinada desde la resistencia interior al franquismo y desde los grupos de la emigración exiliados, consiguen una victoria a favor de la lengua gallega. El ideólogo fue nada menos que el mencionado Piñeiro (el alma mater de la Editorial Galaxia), que pone en aprietos a la delegación franquista a la mencionada conferencia con una denuncia sobre la situación lingüística del idioma gallego, separada de toda referencia política. De esta manera, por haber presentado la denuncia hábilmente en el lugar adecuado (la UNESCO), se consigue que el régimen franquista modifique varios aspectos referidos a la represión cultural, especialmente la idiomática, que igualmente distan de ser los ideales. Sin embargo, en los tiempos precarios que corrían, fue de notable importancia al quehacer cultural gallego, una suerte de bocanada de aire fresco, especialmente en la cuestión lingüística.

 

   

Existe un espacio fijo para la literatura en la sección “Creación”. En el ejemplar que comentamos se presenta un trabajo titulado “Nunca a túa sombra” de Ramón Loureiro, escritor, periodista y fotodocumentalista, que conjuga la prosa con la fotografía. “O raio transparente”, es el texto de Séchu Sende, escritor y profesor de enseñanza secundaria en el cual la libertad y la conciencia social se instalan desde los orígenes del texto para trasladarse con intensidad a quien lo lee.

El comentario y la crítica literaria son realizados por destacadas firmas en una sección fija denominada “O espello das letras”. Casi una veintena de obras que incluyen novelas, poemas, ensayo, lingüística, crítica literaria, investigaciones, comunicaciones, entre los campos que se presentan. En la misma sección Leandro Manuel Maceira Fernández, “Dramático final de una saga”, se refiere a Leandro Carré Brandariz, escritor, periodista y militante libertario, quien perteneció a una familia que contribuyó con dedicación, honestidad y sentido liberal a la cultura (su padre fue el célebre escritor Leandro Carré Alvarellos). Las últimas informaciones que se tuvieron de Carré Brandariz datan de abril de 1937, a partir de esa fecha no hay ningún tipo de registros. Desde entonces es un “desparecido”… que pasa a engrosar la lista de víctimas de la Guerra Civil.

Víctor F. Freixanes, en Carta de México narra una crónica de la vista a ese país americano la violencia e inseguridad en la capital, la corrupción, el problema de Chiapas, el gobierno de Fox luego de la derrota de PRI, la conquista de Hernán Cortés y el esplendor del imperio Azteca, los murales de Diego Rivera, son algunas de las cuestiones en las cuales el escritor vuelca sus impresiones.

Xosé A. Coira Nieto y Miguel Anxo Fernández en sus artículos abordan la temática del cine gallego que se corta con la Guerra Civil y se desarrolla en el exilio. El primero se refiere a varios cineastas a los cuales el destierro interrumpió su carrera, como José Suárez (autor del documental “Mariñeiros”), quien continuó en Argentina como iluminador; los hermanos Ángel y Demetrio Bilbatúa, que se exiliaron en México, entre otros. También se hace referencia a los guiones cinematográficos realizados por escritores de la talla Eduardo Blanco Amor y Rafael Dieste, que por cuestiones económicas no llegaron a la pantalla. Fundamentalmente se destaca el documentalista Carlos Velo, cuya trayectoria en México desarrolla el artículo de Miguel Anxo Fernández.

 

 

Contratapa de Grial, revista galega de cultura. Número 158, correspondiente a los meses de Abril / Mayo / Junio de 2003

El último artículo da cuenta de la obra cartelista de Luís Seoane. El autor fue colaborador del artista argentino – gallego, el diseñador Xosé Díaz Arias de Castro, quien fue el primer director de la Fundación Luís Seoane y actualmente integra su Patronato. Antes de la Guerra Civil el panorama del cartelismo en Galicia se presentaba muy activo. Pero muchos no pueden exiliarse, varios artistas son asesinados otros quedan con un silencio impuesto. Todo ello dejó desierto el panorama del cartelismo tanto en Galicia como en el exilio. Xosé Díaz analiza el caso único del polifacético Seoane que ejerce su actividad casi en su totalidad en Argentina, en donde destaca –entre su variada producción-, los carteles realizados para Cinzano y Ottard-Dupuy en el año 1952, “en ellos Seoane lleva la experimentación gráfica hasta límites desconocidos en su época, incorporando grandes masas de color geométricas, sencillas y abstractas, que dinamizan el conjunto provocando la inmediata atención del espectador. Sin concesiones a ningún elemento comercial, hasta entonces usual en este tipo de piezas, Seoane introducía en el cartel comercial las aportaciones plásticas más novedosas”.

Díaz resalta su labor en la imprenta López, una de las más importantes de Sudamérica, y su colaboración con otros exiliados como el italiano Attilio Rossi (escapado de la Italia de Mussolini), y el alemán Jacobo Hermelin (quien huyó de la represión nazi). Entre sus trabajos menciona la obra cartelista para sus exposiciones en la Galería Bonino, para las actividades del Centro Lucense de Buenos Aires, el cartel del Festival Céltico 1964 (promovido por los centros gallegos de Buenos Aires), y muy especialmente dos, el realizado en 1961 para los Amigos de Suiza para anunciar el concierto de Stravinsky “Historia del soldado” en el Teatro Municipal General San Martín, y el cartel abstracto para la “Exposición del libro gallego contemporáneo”, en 1958. Xosé Díaz Arias de Castro es bien concreto, “Para decirlo de un modo claro: si no existiese la obra gráfica de Seoane, Galicia no existiría hoy, en ese período, en los manuales de historia del diseño”.

Este número de Grial, tanto por la calidad tanto de la temática como del contenido, constituye un ejemplar de colección para recobrar parte de una historia olvidada y silenciada en un lado del Atlántico, y para no perder el rumbo en la otra orilla.

 

   

Grial, revista galega de cultura. Número 158, abril, mayo y junio de 2003. Tomo XLI

El editorial, firmado por el director, Víctor F. Freixanes, alerta sobre la destrucción de los bienes culturales en Irak, de ese patrimonio de la Humanidad, y lo compara con otras devastaciones. Menciona la situación internacional que generó la caída del Muro de Berlín. Guerra y civilización es el eje temático de este número de Grial.

El Licenciado Henrique Monteagudo, codirector de Grial, recuerda las dos décadas que lleva la ley de Normalización Lingüística en Galicia y aboga por continuar, mediante el diálogo y sin imposiciones autoritarias, con la normalización del idioma en Galicia.

Carlos Fernández, Licenciado en Historia por la USC e integrante del Consejo de Redacción de Grial, coordina la sección (o monográfico), titulado “Guerra y civilizaciones”. Además presenta un artículo en donde analiza el concepto de sociedad civil global, y su aparición en los siglos XVII y XVII en Europa, su relación con los valores de Occidente y la actual democracia cosmopolita.

Sobre la guerra y las lecciones de la historia clásica, fundamentalmente aplicado a los Estados Unidos al momento del conflicto en Irak, se refiere el Catedrático de Historia Antigua de la USC, Xosé Carlos Bermejo Barrera.

Mary Kaldor, Licenciada en Ciencias políticas, Filosóficas y Económicas por la Universidad de Oxford, que además fue asesora del reconocido Instituto de Investigación sobre la Paz de Estocolmo, presenta un trabajo sobre el militarismo, la carrera armamentística y el control de armamentos, que preparó para el simposio realizado en diciembre del 2001 con motivo del centenario del Premio Nobel de la Paz.

El director del IGADI (Instituto Gallego de Análisis y Documentación Internacional), Xulio Ríos, Licenciado en Derecho por la USC, escribe sobre la Segunda Guerra del Golfo y sus repercusiones sobre el equilibrio estratégico Occidente-Islam.

Se presenta una medular entrevista a Michael Hardt, profesor de literatura y estudios románicos en la Universidad Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos), más célebre por haber sido coautor con Antonio Negri de “Imperio”, una obra que causó uno de los mayores impactos sobre la teoría política y socioeconómica en los últimos tiempos. El entrevistador es Alberto Moreiras, de origen gallego, también profesor en la misma área y universidad que Hardt. La extensa conversación gira en torno a diversos temas relacionados con el monográfico que presenta Grial sobre Guerra y Civilizaciones.

Xosé Luís Barreiro Rivas, Director del Departamento de Ciencia Política e de la Administración de la USC, cierra el especial con un artículo titulado “Seguridad versus Paz. La cultura occidental como fuente de conflicto”, un trabajo esencial que arranca su análisis desde el modelo de la Paz de Westfalia (1648), pasa por la Realpolitik de Ludwig Von Rochau (1853), la Sociedad de las Naciones (1920), la Carta de las Naciones Unidas (1946), como una línea de equilibrio armado entre todos los Estados de un sistema, hasta la caída del Muro de Berlín, la crisis de la ONU y el nuevo orden que surgió del 11-S.

 

   

Otra sección especial es el recordatorio del centenario del nacimiento del político Alexandre Bóveda (1903-1936), corre a cargo del catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago, Xusto G. Beramendi, quien resalta la importancia y la actividad de Bóveda en la construcción del Partido Galeguista, el primer partido político propiamente dicho del nacionalismo gallego y que además se transformó en una fuerza relevante durante la II República Española (1931-1936). Xosé Manuel Beiras, catedrático y durante casi dos décadas (en los 80 y 90), máximo dirigente del Bloque Nacionalista Gallego, desde donde fue líder de la oposición al gobierno de la Xunta de Galicia que desde 1989 hasta el 2005 ejerció Manuel Fraga Iribarne (ex ministro de Franco), completa el homenaje con un emotivo ensayo sobre el fusilamiento de Bóveda al inicio de la Guerra Civil en 1936.

En la sección Documentos se presentan cuatro valiosas cartas que Lois Tobío envió desde el exilio a Francisco Fernández del Riego, dos figuras claves del quehacer cultural y político de Galicia durante la República y la dictadura franquista. Acompaña esta documentación el texto de una postal enviada por Tobío desde Ginebra, cuando desarrollaba su carrera diplomática en épocas republicanas. Las cartas del exilio versan sobre temas como el famoso Congreso de la Emigración Gallega (celebrado en Buenos Aires en 1956), los pormenores de la realización y publicación de los tres tomos de la Historia de Galiza, la gigantesca empresa cultural que dirigió Ramón Otero Pedrayo con el financiamiento de emigrados gallegos. Hay referencias a la revista Grial, de la cual Lois Tobío fue un destacado y asiduo colaborador, a la actividad cultural y política de los exiliados, como Leandro Pita, Manuel Puente, Luís Seoane, Eduardo Blanco Amor, entre otros. Se menciona la audición radial de “Sempre en Galiza” de Radio Carve de Montevideo que ininterrumpidamente se emite desde 1950 para difusión de la cultura gallega en el Río de la Plata y del cual Tobío participó como uno de los fundadores. Asimismo se puede apreciar su papel en la constitución del Consello de Galiza, en 1944 en Montevideo y Buenos Aires, institución que crearon los exiliados como depositaria de la soberanía del pueblo gallego en los tiempos de la dictadura de Franco. Documentos que rescatan una época clave para la historia común de los gallegos y rioplatenses.

La sección Creación aporta las obras de Alberto Avendaño, poesías que forman parte de un libro titulado “Texas”. Este periodista y poeta gallego reside en los Estados Unidos donde es director del semanario norteamericano “El Tiempo Latino”. El escritor Xavier Queipo presenta una original propuesta literaria en el relato “Soño laranxa” en el cual “el uso da la reiteración, el martilleo rítmico y el cuestionamiento de la lógica del lenguaje conduce al lector a un universo autónomo, sugestivo y, al mismo tiempo, inquietante.”

En sección fija denominada “O espello das letras” se da cuenta de casi dos docenas de obras referidas a la cultura gallega en la novela, cuento, poesía, ensayo y critica literaria, teología, gramática, filología, comunicaciones, de autores gallegos. Otras obras, de autores extranjeros, se presentan en el ámbito de la política internacional, genética, filosofía, entre otros campos.

Xesus Gónzalez Gómez presenta, en Carta de Barcelona, un crítico enfoque de la realidad literaria de Cataluña en la actualidad titulada “Miedo al presente”.

En la sección Cine, Teatro y Artes Escénicas, Xosé Nogueira presenta una crítica del film “Trece badaladas”, película dirigida por Xavier Villaverde inspirada en el libro homónimo de Suso de Toro. En esa misma sección la periodista Carme Vidal realiza la crítica de la película “El lápiz del carpintero”, basada en el libro de Manuel Rivas, obra que muestra la represión que se ejerce a comienzos de la dictadura de Francisco Franco. El director del film, el cantante Antón Reixa, es entrevistado por Miguel Anxo Fernández, con quien aborda cuestiones del quehacer cultural gallego principalmente enfocado en el sector audiovisual.

A cargo de David Barro y César Portela, se realiza un análisis sobre arquitectura en la Zona Cero de New York, como se denomina al espacio que antiguamente ocupaban las Torres Gemelas del World Trade Center. Un artículo que además de comentar temas referidos al arte y diseño en un emblemático lugar, cuestiona otros aspectos como la dicotomía entre el significado de los nuevos edificios como monumentos conmemorativos de las víctimas y su posible rentabilidad.

Así cierra otro ejemplar de Grial para la colección pero, a diferencia del número anteriormente comentado, se encuentra más vinculado a un estudio más universal (especialmente en el monográfico Guerra y civilización), y no tan abocado a Galicia, pero sin abandonar la perspectiva local.

Ambos ejemplares permiten apreciar la diversidad del enfoque cultural de Grial, hacia el pasado, el presente y el futuro, tanto en el contexto gallego como en el internacional, y se puede valorar el nivel intelectual con que se abordan ambos ejes en esta revista.

Nota de Sitio al Margen: Agradecemos a Laudelino Pellitero, del IGADI (Instituto Gallego de Análisis y Documentación Internacional), una de las instituciones organizadoras del Foro Argentina – Galicia, y a Víctor F. Freixanes, director de Grial y Editorial Galaxia la gentileza de facilitarnos los ejemplares que comentamos a nuestros lectores.

Por Pablo Rodríguez Leirado
Noviembre de 2005
 

Contratapa de Grial, revista galega de cultura. Número 163, julio, agosto, septiembre de 2004. Tomo XLII

Apellido y Nombre

Correo electrónico

Su opinión

 

 


En este espacio,
estimado lector,
vuelque sus
comentarios e
inquietudes.

Muchas gracias.