El saber arbóreo celta. (parte IV).
El Poema 'La Batalla de los Arboles' de Taliesin. El Dios del Fresno y el Dios del Aliso.

Para los celtas, los árboles siempre han sido elementos sagrados y preciosos, integrados plenamente dentro de su propia concepción del mundo. Ya los druidas habían estudiado sus campos energéticos, virtudes madereras y medicinales. Hoy día resulta de provecho aprender más acerca del simbolismo de los árboles y su relación con nuestra espiritualidad. Como un acercamiento al tema, presentamos última parte de esta saga de 4 artículos. En el primero se efectúo una introducción y el análisis del cifrado ógmico, una de las cuatro principales fuentes sobre el tema; en el segundo artículo se presentaron algunos componentes del Alfabeto Celta Arbóreo, en la tercera parte se analiza como fuente La Mitología Arbórea que revela como para los antiguos celtas eran profundas las relaciones entre la naturaleza y lo sagrado y lo feérico. En esta cuarta entrega la fuente es el poema "La Batalla de los Árboles", del legendario bardo galés Taliesin y se presenta el epílogo de la saga.

Por Eliseo Mauas Pinto, co-fundador de
Bran (música celta)
Agosto de 2001

 
 

Aún considerando el volumen existente de textos antiguos galeses, el poema 'La Batalla de los Árboles' o "Cad Goddeu", incluido en el "Libro de Taliesin" el cual forma parte del "Libro Rojo de Hergest" del siglo XIII, es el que más ligado se encuentra a las ideas bárdicas relacionadas directamente a los árboles sagrados.

Sin lugar a dudas es un ejemplo del cifrado druídico utilizado para transmitir oralmente esta suerte de saber arbóreo, el cual se sustenta en el respeto a la naturaleza y las relaciones secretas entre nombres y palabras.

Basado en el ciclo mitológico galés, este poema es atribuido a Taliesin, Jefe de Bardos, figura legendaria que se remonta a los tiempos de Arturo, el gran soberano de los britones. Taliesin cuentea el conflicto entre Gwydion, "El Hechicero", quien invoca a los árboles y arbustos de Britania, contra el ejército del "Otro Mundo", liderados por Peblig "El Fuerte", y en último término por su rey Arawn.

El objeto de la batalla era para obtener las tres criaturas del Otro Mundo a saber:

- El Perro Blanco de orejas rojo puntiagudas, quien es guardián del secreto.
- El Corzo, quien esconde el secreto.
-
El Frailecico, quien disfraza el secreto.

Interpretamos que el secreto estaba referido a la fuerza espiritual, y porque no también, al saber cifrado en el alfabeto de los árboles. Ya de ello nos hablan las Tríadas galesas:

Tres esencias primarias hay en el poder del intelecto
Un ojo que puede ver la naturaleza
Un corazón que puede sentir la naturaleza
Una osadía que se atreve a perseguirla

Los oponentes en la batalla eran invencibles hasta tanto su nombre no fuera adivinado por uno de las partes, Gwydion es finalmente el vencedor de la batalla ya que descubre el nombre de Bran, antigua deidad britonica.

Cascos seguros tiene mi corcel espoleado,
las altas ramas del aliso están en tu escudo.
Te llamas Bran, el de las ramas relucientes.
Cascos seguros tiene mi corcel en la batalla,
las altas ramas del aliso están en tu mano.
Eres Bran, por la rama que llevas,
Amathaon el Bueno ha vencido.

 

 

Roble.
 

Cabe destacar que dentro de la Mitologia Galesa existían tres familias de deidades:

1) La familia de Pwyll y Pryderi en el Sur,
2) La familia de Bran en el Gales Central, 
3) La Familia de Don, (sus dos hijos, Gwydion y Amathon) en el Norte.

Según R.Graves en su obra "La Diosa Blanca" una vez que se descubría el nombre secreto de un dios, los enemigos de sus seguidores podían utilizarlo para perjudicarlos con su magia. Practica utilizada por los romanos para llevar a esos pueblos a Roma con promesas seductoras.

En verdad, el tema central del mito desarrollado en el poema, es la batalla por el dominio religioso entre los ejércitos de Don (/epónimo de la diosa Danu, cuyo pueblo aparece en la leyenda irlandesa como los Tuatha de Danaan) , y los ejercitos de Arawn (elocuencia). Graves, en un exhaustivo análisis, deduce que la Batalla de los Árboles puede explicarse como la expulsión de un sacerdocio de la Edad de Bronce, establecido desde hacia largo tiempo, de la necrópolis nacional por parte de una alianza de tribeños agricultores, residentes desde mucho antes en Britania y que adoraban al dios danaeno Bel, Beli, Belo o Belino, con una tribu britonica invasora. Amathon al usurpar el puesto de Bran /Dios de la Resurrección/ y Gwydion el de Arawn /Dios de la Adivinación y la Profecía/ imponiendo así la tribu de Don un nuevo sistema religioso en lugar del viejo.

Aun así los seguidores de Bran no se retiran luego de haberse perdido el secreto. Según la tradición murieron en una resistencia armada unos 71.000 hombres. El Dios del Fresno vencía finalmente sobre el Dios del Aliso.

Curiosamente los versos pertenecientes a la Batalla de los Árboles están alternados con otros cuatro o cinco poemas, por lo que resulta tarea difícil restaurar su continuidad. Se transcribe aquí la reconstrucción realizada por R Graves quien aclara no tener la pretensión de ser en modo alguno una versión definitiva.

 

 

Muérdago.
 

La Batalla de los Árboles / Cad Goddeu

Las copas de las hayas han retoñado recientemente,
Se han cambiado y renovado.
Cuando el haya prospera con hechizos y letanías,
Las copas de los robles se enmarañan y hay esperanza para los árboles.
He despojado al helecho, con el que descubro todos los secretos,
El viejo Math ap Mathonwy no sabía más que yo.
Con nueve clases de facultades Dios me ha dotado:
Soy fruto de frutos recogidos de nueve clases de árboles:
Ciruelo, membrillo, arandano, morera, frambuesa,
Peral, cerezo negro y blanco, con el serbo en mi participan.
Desde mi sede en Fefynedd una ciudad que es fuerte,
Observe los árboles y las cosas verdes que se apresuraban.
Apartándose de la felicidad se disponían a asumir 
las formas de las principales letras del alfabeto.
Los viajeros se asombraban, lo guerreros se espantaban
Ante la renovación de conflictos 
Como los que causó Gwydion.
Bajo la raíz de la lengua una lucha sumamente terrible,
Y otra furiosa detrás, en la cabeza.
Los alisos de la primera fila iniciaron la refriega,
El sauce y el fresno silvestre tardaron en ordenarse.
El acebo, verde oscuro, tomó una actitud resuelta,
Esta armado con muchas puntas de lanza que hierven la mano.
Con el pisotear del rápido roble, cielo y tierra resuena,
-Recio Guardián de la Puerta- es su nombre en todas las lenguas.
Grande era el argoma en la batalla, y la hiedra en su flor,
El avellano era el arbitro en ese tiempo encantado
Tosco y salvaje era el abeto, cruel el fresno,
No se desvía la medida de un pie, golpea directamente en el corazón.
El abedul, aunque muy noble, tardó mucho en armarse, 
pero no fue por cobardía, sino por su gran tamaño.
El brezo consolaba a la gente exánime,
Los álamos de larga resistencia sufrían mucho en la lucha.
Algunos de ellos eran expulsados del campo de batalla
A causa de los agujeros hechos en ellos por la fuerza del enemigo.
Muy airada estaba la vid, cuyos secuaces son los olmos,
Yo la elogio mucho ante los gobernantes de los reinos.
Fuertes caudillos eran el endrino, con su fruto nocivo,
El espino blanco no amado de naturaleza parecida.
El junco que persigue velozmente, la retama con su cría,
Y la hiniesta que no se comportó bien hasta que la domaron.
El tejo que desparrama dotes estaba malhumorado al margen de la lucha,
Con el saúco lento para arder entre fuegos que chamuscan,
Y la bendita manzana silvestre riendo de orgullo,
Desde el Gorchan de Maelderw junto a la roca.
Resguardados se quedan el ligustro y la madreselva,
Inexpertos en la batalla y el pino cortesano.
Pero yo, aunque menospreciado porque no era grande,
Combatí árboles, en vuestra formación en el campo de Goddeu Brig.

 

 

Avellano.
Nota

"Goddeu Brig" significa Copa de Árboles, es probable que dicha batalla se halla librado en Wiltshire antes que la gente de Gwydion invadiera el Sur de Gales, y según se puede interpretar de las crónicas de Geoffrey de Monmouth en su "Historia de los Reyes de Britania", pudo haber tenido lugar en el siglo IV de nuestra era.

Math ap Mathonwy: Math hijo de Mathonwy, en el Romance galés del ciclo de cuentos del Mabinogi, Gwydion también aparece como vencedor del Otro Mundo, al robar el cerdo sagrado de Pryderi, rey circunstancial del Otro Mundo en reemplazo de Arawn.

   
Epílogo

Los árboles son una parte vital de nuestro ecosistema, el trabajo de plantado es lento, algunos asociaciones europeas como "Los Amigos Celtas de los Árboles" y otros grupos paganos se han preocupado en reforestar según las cualidades sociales, mágicas, y religiosas de los árboles, a diferencia de las organizaciones privadas y gubernamentales quienes sólo plantan con fines económicos de futura explotación, sin ningún sentido de su naturaleza interior o perfil esotérico al decir de J.A. Johnston. Este ultimo fundó en la década del '80 el "Proyecto del Saber Arbóreo Celta", -Caer Eiddyn- Esta asociación surge con el fin de recopilar y estudiar dicha materia. Basándose en textos antiguos, canciones populares, mitos y leyendas, herborística, etc. Dentro de sus metas es re-plantar algunos sitios sagrados, bosques, y túmulos con las especies apropiadas de árboles. Aquellos interesados pueden dirigirse por carta a:

Caer Eiddyn
8 Annandale St.
Edinburgh, eh7 4an, 
Alba *Scotland
UK

Por Eliseo Mauas Pinto, co-fundador de
Bran (música celta)
Agosto de 2001
   

 

Apellido y Nombre

Correo electrónico

Su opinión

 


En este espacio,
estimado lector,
vuelque sus
comentarios e
inquietudes.

Muchas gracias.