Misteriosa Buenos Aires.
Una caminata que termina en París.

Las galerías de Buenos Aires tienen una indudable referencia a sus similares parisinas del siglo pasado. Continuamos con la visita al centro histórico de la capital argentina.

Por Pablo Rodríguez Leirado.

 
 

Así como la inmigración en la Argentina aportó fragmentos vivos de Europa, también aparecieron en Buenos Aires, llave de entrada al país, sectores urbanísticos europeos. Una fuente, un parque, una fachada, un palacio, una galería, una calle y hasta un barrio constituyen la muestra de la añoranza por el viejo continente de todos los inmigrantes que buscaron cristalizar sus sueños en la "Reina del Plata". Urbanísticamente existe una ciudad que corresponde a cada una de las colectividades que fueron afincándose junto a la población autóctona.

Esta diversidad le ha proporcionado un encanto especial que se traduce en una extraña convivencia de elementos iberoamericanos y europeos. Las referencias principales remiten a espacios españoles, italianos y franceses, presentados en tiempos distantes.

A la denominada "París de América" se la reconoce en el Palacio San Martín -ex Palacio Anchorena y actual Ministerio de Relaciones Exteriores-, de la calle Arenales 761, construcción inspirada en la arquitectura francesa del siglo XVIII.

 

 

Galerías Güemes.
 

También se advierte en el imponente Círculo Militar de la avenida Santa Fe 750, otrora residencia de José C. Paz, y posiblemente la casa particular más grande de la ciudad hasta que fue comprada por el Gobierno en 1935. Paz mandó construir para su diario La Prensa, el decano del periodismo porteño, el edificio de avenida de Mayo 657, ahora perteneciente al Gobierno de la Ciudad, en donde se destaca especialmente su Salón de Actos, un calco exacto de un salón de Versalles.

Asimismo las Galerías Pacífico son otra copia de las que ya no existen en París: las galerías Bon Marché. Igualmente se deben observar el Centro Naval, en avenida Córdoba 599, y el Museo Nacional de Arte Decorativo y Arte Oriental -ex Palacio Errázuriz- en avenida Del Libertador y Pereyra Lucena, que constituyen los más espectaculares hitos de esa arquitectura francesa que hace soñar a los porteños con "la ciudad luz".

No se pueden dejar de mencionar los espacios verdes concebidos por el paisajista Charles Thays, como el Jardín Botánico y el Parque Tres de Febrero -por citar los más célebres-, que crean un entorno urbanístico afrancesado.

Un párrafo aparte merece la Galería Guemes, considerada como uno de los símbolos de la calle Florida. Fue construida a principios de siglo por el arquitecto italiano Francisco Gianotti, quien tenía como modelo de su obra a la Galería Vittorio Emmanuelle de Milán. Pero el talento de Julio Cortázar, que la eligió como escenario de "El Otro Cielo" -relato con el que cierra su obra "Todos los fuegos el fuego"- le hizo cambiar su significado y procedencia arquitectónica. Le sirve a Cortázar para que su protagonista viaje de Buenos Aires a París con sólo ingresar o salir de esa elegante caverna.

Sin embargo hay una buena parte de la émula parisina que no figura en las guías ni en los típicos recorridos turísticos. Se la descubre andando pacientemente por las aceras, doblando muchas veces por sus esquinas, y sobre todo manteniendo la mirada hacia arriba al caminar. Posiblemente de esta manera se pueda llegar al recóndito pasaje Dr. Rodolfo Rivarola, entre las calles General Perón y Bartomé Mitre. Si se transita con cuidado, elevando la vista hasta finalizar en las cúpulas, sorpresivamente aparecen dos magníficos frentes gemelos, en el más puro estilo arquitectónico francés de principios de siglo. Por momentos se requiere un cierto esfuerzo de la imaginación, ya que los diferentes propietarios manifiestan sus particulares inclinaciones, reforman las marquesinas de sus negocios y pintan a su parecer el frente que les corresponde, de manera que rompen la unidad de diseño de la obra.

Deambular por el pasaje hace realidad la magia de Cortázar: cuesta saber si estamos en Sudamérica o en París. Algo que alimenta la vanidad de los porteños.

Por Pablo Rodríguez Leirado.

 


Palacio San Martín, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Argentino.


Círculo Militar de Buenos Aires (ex residencia Paz)


Galerías Pacífico

 

Otras notas afines en nuestra revista.

Buenos Aires 3
La Avenida de Mayo (1a. parte)

La "Avenida", tal como la empezaron a denominar los porteños de finales del siglo pasado y comienzos del XX, fue el primer boulevard de una ciudad que se empezó a conformar de la misma manera que hoy está desapareciendo: de la mano de la piqueta y la desaprensión de sus ciudadanos y autoridades por la preservación de su patrimonio histórico y su memoria...

 

Buenos Aires 1
La Plaza de Mayo

Testigo de los acontecimientos más trascendentales de la vida política y social de la República Argentina, la Plaza de Mayo de Buenos Aires es el palco ideal para observar en su alrededor cuatrocientos dieciocho años de historia con éxitos y fracasos para el país.

 

 


Museo de Arte Decorativo (ex residencia Errázuriz)


Interior de las Galerías Güemes.

 

Apellido y Nombre

Correo electrónico

Su opinión

 


En este espacio,
estimado lector,
vuelque sus
comentarios e
inquietudes.

Muchas gracias.